Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

18 febrero 2010

Frío, frío y más frío

Vaya pasado fin de semana de frío.. y ya pensábamos que habíamos pasado lo peor! El viernes por la tarde ya se palpaba en el ambiente la nochecita de frío que se avecinaba.


Cuando el sábado por la mañana abrimos las ventanas, creí que me daba un pasmo. Madre del amor hermoso, qué rasca!. Con todo y con eso, nos abrigamos bien y nos dirigimos al Retiro.

Como llegamos antes de las 9, rodamos 3km de calentamiento, con un entumecimiento general del cuerpo y un agarrotamiento de los músculos que no mejoró hasta la ducha. Después nos juntamos con el resto de compis y rodamos, más bien deprisita, para evitar convertirnos en estatuas de hielo. Lo peor era el viento que soplaba y que intensificaba aún más la sensación de frío. Fueron 16 km realmente duros por el frío y el viento. Incluso me daban pinchazos en la boca del estómago de respirar ese aire tan criogénico.

El Domingo amaneció más o menos igual pero la sensación térmica era algo mejor al no correr viento. Igual de abrigados, fuimos de nuevo al Retiro donde cayeron 18km. Quizás comenzamos algo altos de ritmo para un rodaje (4:50-5:00) y en el km 11 lo acusé. Bajé de ritmo, descolgándome del resto de grupo con la única idea en la cabeza de terminar bien los 18km planteados desde el principio. Recuperandome me permitió darme cañita en el último 5.000.

El panorama climatológico no pintaba mejor para el resto de la semana. El lunes, nieve y viento y el martes, agua sin parar, así que, me quedé en el gym haciendo km indoor, intentando parecer que entrenaba pero aburrida hasta la saciedad. El miércoles llovía a primera hora mientras iba de camino al gym, y como ya tenía en mente salir, sí o sí, agradecí que finalmente la lluvia nos respetara. Fuimos por el circuito de cuestas que sale del Diversia y llega a los Arcos de La Moraleja. 7-8km de increíbles cuestas y el resto hasta completar los 9.71km cuesta abajo. Fue un buen entreno porque me esforcé de veras subiendo las cuestas y lo hice con mejores sensaciones que hace dos semanas. Durante la bajada final, no me dejaron recuperar y las hicimos rapiditas. Terminé completamente vacía, cuando bajaba sentía que las piernas ya no me daban más y me dolían los brazos (para mí, señal inequívoca de agotamiento muscular). Al mediodía hice una visita a la piscina para desentumecer los músculos.

Hoy jueves, hemos vuelto a salir con el permiso de la lluvia. Nuevo recorrido de 10.5km en el que si no al principio sí al final he acusado el cansancio de ayer de las cuestas. Este circuito es más llanito pero también cuenta con 2-3 cuestas importantes y algún que otro falso llano.



Estas salidas con la gente del gym son muy divertidas porque combinamos el afán exploratorio de investigar nuevos recorridos por la zona (ninguno vivimos cerca de allí, más bien nos pilla cerca del trabajo) con nuestras ganas de correr.

Así que, esta semana no he podido hacer cambios aunque sí cuestas. Supongo que durante los rodajes más largos que hacemos los fines de semana debiera introducir algún que otro ritmillo, eso si el tiempo nos lo permite porque los pronósticos no son muy halagüeños.

En otro orden de cosas, al haber salido (casi del todo) de la lesión del edema, me hace estar más pendiente de la zona en cuestión. Me explico. Como mientras corro, no me duele, no me preocupo. Pero al terminar estoy atenta a todas las sensaciones, dolores, picores que pudiera sentir en la zona del talón. Escribí a Silván comentándole esto e incluso diciéndole que creía que notaba algo, aunque me presionaba con el dedo en la zona del talón y no me dolía nada. Tan cordial y afable como siempre, Hernán tuvo a bien responderme y decirme que no me preocupara y que era algo conocido como “cicatriz psicológica post-lesional", relacionado con la inseguridad que nos crea el haber padecido una lesión. Supongo que el tiempo lo cura todo.

9 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

La verdad es que estás haciendo entrenos muy buenos, acumulando mucho volumen. Se nota que tienes corazón de maratoniana.
Admiro a los que salen a correr con ese tiempo, yo estoy muy mal acostumbrado, vivo en un sitio donde puedo salir en camiseta todos los días del año. Eso sí, cuando en una carrera fuera tengo mal tiempo sufro muchísimo.

Alex dijo...

Estos días está complicado salir, yo creo que cuentan doble los entrenamientos.
Veo que tienes muy buenas sensaciones,es normal que estés pendiente de la antigua lesión

Quique dijo...

Hola Rosa, salir a entrenar con los compis del Gim te lo hace más facil, yo me lo paso en grande.

Buenos entrenos te estás metiendo y se nota en los ritmos, te veo haciendo la tapia ya mismo.

Yo tambien tengo la misma sensación que tu, cuando termino de correr no hago más que estirar y estar pendiente del talón...es normal.

Un saludo
Quique

Rafael Jiménez González dijo...

La verdad es que si había escuchado lo de los embarazos psicologicos, pero lo de las cicatrices psicologicas, no. Tiene gracia y buena explicaión.

Muy buena semana de
entrenamientos, con el frio que hace, tiene mérito.

Un saludo!

Un fondista de Doney dijo...

Muy buena semana de entrenamientos, contando con las inclemencias meteorológicas que hemos padecido estos días en casi todo el país.
Que la molestia del edema se recupere totalmente tanto física como psicológicamente.

Un saludo.

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Este invierno nos esta curtiendo la piel a todos , un frío de muerte pero podemos con ello y más.
Muy buenos entrenos y encima acompañados con tus compis del gym.

Nos vemos el domingo en el retiro.

Saludos
Arturo

More dijo...

Rosa,muy buenos entrenamientos y a buenos ritmos,se nota que cada dia vas mejor.

La verdad,es que yo tambien estoy cansado de tanta lluvia,es que estamos pasados por agua todo el dia,haber si este invierno se va despidiendo de nosotros ya que ya ha demasiado la lata.

Un abrazo.

Carlosgbg dijo...

ke makina ánimo a seguir entrenando fuerte!

Jaime N@v dijo...

Buenos entrenos, a seguir así y la lesión olvidada...

Ciao