Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

26 abril 2011

Crónica del Maratón de Boston

Llevo un rato sentada delante del ordenador. No sé cómo empezar, las ideas bullen en mi cabeza y no quisiera dejar de compartir con vosotros ningún momento por olvido o descuido.

Empecé a respirar ambiente maratoniano desde el mismo jueves 14 de Abril, ya que por la tarde me acerqué a la Feria de MAPOMA en el Pabellón de la Pipa en la Casa de Campo. Tuve el honor de que Pablo Vega me invitara a una mesa redonda sobre blogs de corredores populares, junto a Luis Arribas y Vicente Sanchez, bloggeros de sobra conocidos. Fue una experiencia muy interesante y enriquecedora. Pablo nos iba formulando preguntas y los tres respondíamos lo que pensábamos. Aproveché además para visitar la Feria y saludar a amigos.

El viernes a mediodía salió “on time” nuestro vuelo y llegamos a Boston a media tarde (ya horario americano). Dejamos las maletas en el hotel e hicimos una visitilla al Nike Store…por aquello de estirar las piernas….jejejeje

El sábado por la mañana fuimos a la Feria a recoger los dorsales y a empaparnos del puro ambiente pre-maratoniano. Dos enormes pabellones rebosantes de caras afiladas; casi todos llevaban camisetas de algún otro maratón o de algún Ironman. Ya sabéis que en USA son de extremos. O estás gordo gordísimo o eres un Ironman. Con ya nuestros dorsales en la bolsa de corredor, fuimos recorriendo cada uno de los stands de las marcas que allí exponían. Sin duda, la más grande correspondía a ADIDAS, al ser la marca oficial del maratón. Pero el resto no se quedaba atrás….Saucony, North Face, Zoot,…y marcas de nutrición deportiva como Powerade, Powerbar, Gatorade,…que nos ayudaron a sobrellevar nuestra intensa jornada en la Feria con continuas degustaciones de sus productos….barritas, geles, bebidas, bombones,…como “el Kiko” nos pusimos…..jajajaja.


El domingo por la mañana salimos a rodar 35 minutos y estiramos en el gym del hotel. El resto de día hicimos, lo que no se debe hacer, andar y andar… pero es lo que tiene cuando te vas a correr un maratón a una ciudad que no conoces. Intentas cuidarte en la medida de lo posible pero es inevitable que salgas a pasear para conocer la ciudad. Por la noche, ducha de agua fría en las piernas y luego un buen rato con las piernas en alto, apoyadas en la pared, para favorecer la circulación.

Me sentía extraña, porque en los maratones anteriores a esas alturas de la película ya estaría de los nervios. Pero como a éste había venido a terminarlo, no sentía ni una sola “mariposilla” en el estómago. Cenamos pronto, un buen plato de fettuccini y de postre una enorme tarta de crema con vainilla con un bizcocho de color rojo….no sabría deciros de qué era, pero estaba buenísima y no nos quejamos.

El maratón de Boston se celebra el lunes, previo a la Semana Santa, porque ellos festejan el día del Patriota. Me levanté a las 4.30 de la mañana, me duché, poniendo especial énfasis en dirigir un buen chorro de agua fría a las piernas. Me vestí siguiendo mi habitual protocolo para carreras y desayuné (papilla líquida multicereales, una barrita energética y un puñado de nueces). Preparada ya, bajé a la entrada del hotel a reunirme con el resto de corredores que llevaba Marathinez. Luis nos esperaba allí para acompañarnos al Parque desde donde nos llevarían a la salida, justo a 42 km de Boston.

Ya allí en la Campa, pudimos comprobar que la organización era inmejorable. Mucho mejor que la del maratón de NY. Había varias zonas con toldos para que la gente pudiera resguardecerse un poco del gélido viento. Mesas que repartían bagels, plátanos, bebidas isotónicas, barritas energéticas y café. Yo cogí un café para intentar no pasar demasiado frío y buscamos una zona donde diera el sol para llevar mejor la espera. Tuve que esperar casi 2 horas. Y aunque pueda parecer mucho tiempo, allí no me lo pareció, sobre todo a pesar del frío. Me encanta observar a la gente y ver lo que hacen, así que os aseguro que allí no me aburrí para nada.


Fui a dejar mi ropa al camión que me habían asignado por dorsal y me quedé con 2 mantas que habíamos cogido en el avión de ida. Me dirigí a mi corral de salida y cuando sonó el disparo me despojé de las mantas y comenzamos a andar hasta poder correr, unos metros antes de la línea de salida.

Seguía sin nervios.

Sabía que tenía que ir a mi ritmo, sin desgastar. Mi mayor miedo era descontrolarme, es lo que tiene correr un maratón entero tú sola. Cierto que en carrera, hubo millas que compartí con algunos grupos pero al final o yo me iba o se iban ellas.

El inicio es cuesta abajo. Lo sabía. Y luego se llanea. Pero estudiando el perfil con Marisa el día anterior, habíamos visto que hasta la milla 4 no comenzaban las subidas. Pues no sé qué perfil estudiamos, porque la primera salida está antes de la milla 1. Recuerdo que sonreí y me dije… da igual, total…tengo que correrlo igual.

La carrera discurre por una carretera, de las que aquí denominaríamos comarcal, que une el pueblecito de Hopkinton con Boston, pasando por Ashland (con un ambientazo impresionante), Framingham, Natick y Wellesley. Siempre rodeados de profundos y verdes bosques. El paisaje merece la pena.

La primera media son continuos subebajas, no recuerdo ni zona en la que se llanee. Recuerdos tengo del km.10 en el que tras chequeo general, me dije “ ya has calentado, ahora te toca correr”. El paso de las millas oscilaba entre 8.02-8.07, aunque no me preocupaba porque sabía que lo que ganara en la primera media lo perdería en la segunda mitad con su famosa Cuesta Rompecorazones. Tomé un par de golosinas energéticas, una en la milla 7 y otra tras el paso de la Media.

Milla 14 me notaba aún con fuerzas y ya comenzaba a pasar a gente. Llegaron las temidas subidas. La gente se paraba y nos animaban mucho. Yo ni miraba y pasito a pasito iba coronando cada pico. Me decía “vamos que ya hemos llegado y ahora recuperas”. Las bajadas eran bastante pronunciadas e intentaba no lanzarme para no sobrecargar los cuádriceps. En la milla 17 cogí un gel que me dió las fuerzas necesarias para terminar como terminé. De la milla 19 a la milla 21 es el peor tramo, en el que se alternan subidas y bajadas pronunciadas. Pero seguía reservando fuerzas para la tan temida Rompecorazones. Cuando la coroné, no estaba segura de si ésa era la temida cuesta porque había habido otras cuestas bastante peores que ésta. Supuse que la llamarían así al encontrarse ya en el km.35. Y a partir de aquí sí que es bajada y zonas en llano con algún que otro repecho con mala idea. Los tiempos de paso mejoraban…7.57, 8.01,…y me sentía bien, notaba ya los cuádriceps algo pesados pero sabía que podía. A 3 millas me dije “ya ha pasado lo peor, para 3 millas que te quedan, aguanta y mantén el ritmo”. Disfruté entonces de la carrera como no hacía en mucho tiempo, chocando las manos con los miles de personas que nos animaban, disparando a las cámaras de fotos, saludando al oir mi nombre….Fue realmente impresionante. En la última milla se te ponen los pelos de punta, en Boylston Street, con millones de personas aplaudiendo y jaleando tu nombre, todos contenidos por vallas…me emociono solo al recordarlo. Subes un último repecho, giras a la izquierda y al fondo ves la meta. La multitud de imágenes y sensaciones que me envargaron en ese momento es indescriptible y me acordé de tanta gente que me ha ayudado y apoyado en un año realmente complicado…Pisé la línea de meta y me dije a mi misma “Ves cómo puedes hacerlo sola?” … así es… 3.34.21…. aún no tengo palabras!!

35 comentarios:

Arganzboy dijo...

Enhorabuena por tu carrera y tu marca. Si algun día diera el salto al otro lado del charco, mi idea es correr el Maratón de Bostón antes que el de NY. Tu crónica refuerza mi pensamiento.

Saludos

Maier dijo...

Muchas felicidades. otra mas al saco y sumas una de las mas grandes maratones de la historia.
Buen tiempo.. cuando se trata de disfrutar el tiempo pasa a segundo plano.

Bel_ga_rion dijo...

Tiempazo y encima disfrutando a tope ¿qué más se puede pedir?
Muchas felicidades.

More dijo...

Enhorabuena Rosa, disfrutando y haciendo una buena marca pese a la rompecorazones y compañia, debe de ser impresionante hoy como te animan miles de personas coreando tu nombre.


Un abrazo.

Raúl dijo...

Enhorabuena Rosa, tuvo que ser una experiencia única. Además sin ninguna presión se disfruta el doble; gran carrera y estupenda crónica

Miguel Mij-Mij dijo...

Increíble Rosa, vaya carrerón. Debe ser la leche participar en un Maratón con record del mundo. Muchísimas felicidades.

Antonio Morales dijo...

Muchas felicidades. Qué suerte poder correr en Boston.

Dani dijo...

Bravo!! Que buen tiempo, y encima corriéndolo sola... Por cierto, algún día nos tienes que contar más detalles de la experiencia blogger.

¿Y ahora?

Tovarich Javo dijo...

Felicidades por disfrutar tanto de la carrera. Según parece, por los continuos "sube y baja" debe ser un Maratón difícil. ¿Más que Nueva York?

Un abrazo!

Rafael Jiménez González dijo...

MUCHAS FELICIDADES ROSA!!!!

Lo has conseguido tu sola y estoy seguro que te llevas y mantendrás un recuerdo muy entrañable de este maratón.

Lo dicho, muchas FELICIDADES!!

Gonzalo Quintana dijo...

Muchísimas felicidades, has tenido la oportunidad de correr una maratón que pocos pueden y en una edición especialmente exitosa. Te envidio. Sigue buscando nuevos retos e ilustrándonos a todos con tus crónicas. Felicidades.

Ironmind dijo...

Vaya vicio que has cogido con los maratones !!!
Me alegré de tu buen momento y tu marcaza en Boston, se nota que le has cogido la medida a esto de ser maratoniana.

Alfredo dijo...

Los pelos de punta, tu cronica.
Enhorabuena, Rosa¡¡

Alex dijo...

Felicidades, la envidia insana que me corroe en estos momentos me impide ser más efusivo ¡Qué gozada!

Bellotatlon dijo...

Felicidades Rosa creo que cuando afrontamos las pruebas sin tanta presión es cuando mejor nos salen, buena cronica y Berlin creo que es el mejor sitio para bajar de 3h30.

Javi dijo...

Eres una máquina Rosa!Enhorabuena! Menudo carrerón y buen crono. Saludos, a seguir así.

mayayo dijo...

enhorabuena Rosa! Gran carrera la tuya, y mejores recuerdos aún que te traes para casa. Y a mi, que hace años tengo Boston entre ceja y ceja, me has dejado tras tu crónica con los dientes hasta el suelo.
Saborea esas sensaciones, que bien te lo has ganado! :-)

PD: Y encima, fuiste parte de "La Maratón más rápida de la Hª" Un lujo.

tragabuche dijo...

enhorabuena rosa,buena cronica y mejor carrera,se ve que has disfrutado antes ,durante y despues,a seguir disfrutandolo,kiss.

Gacela de Vallecas dijo...

Jodé Rosa, me alegra mucho conocer lo que haces. ya me gustaría a mi poder hacer la mitad, pero me conformo con ver las carreras a las que asistes y los tiempos que te marcas. Eres una fiera.
salud, Rosa¡

Jan dijo...

enhorabuena, rosa, que buenisima carrera te salió. Vaya ritmos.

Besos

Jose Brehcist dijo...

Felicidades Rosa, por un tiempo impresionante y por disfrutar y hacernos disfrutar de esta carrera tan especial.
Saludos

Pingüina Veloz dijo...

Menuda carrera y menuda marca!!! Enhorabuena! Saber de chicas como tu con esos tiempazos da mucha alegría!
A seguir así, campeona!

Triatlòn Nazareno dijo...

inpresionante , enhorabuena por ese tiempazo , un saludoooooo

Mildolores dijo...

Ni yo tampoco tengo palabras para comentarte este maratón y lo que ha significado para ti.
Espero que al menos 200 mts te acordases también de Pilar y de mi ;)

Ya sabes que te seguimos esperando para cuando te apetezca dar el salto.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Muchas felicidades Rosa, gran carrera.
Otro de los Majors para la buchaca.

Darío Collado dijo...

Cronicón!
No dejes de soñar, ni de escribir y vivirlo así :)
Un abrazo!

Isidro Gilabert dijo...

Qué emocionante es leer estas crónicas de maratones tan legendarias, todo lo que las rodea, el viaje, la ciudad, la previa, y sobre todo, correrla, además con esa grandísima marca. Déjanos tener un poco de envidia, pero de la sana, y gracias por compartir esa experiencia con nosotros!!!

Dragonkik55 dijo...

¡¡Enhorabuena¡¡ y que envidia¡¡

RA dijo...

El turismo-maratón es una maravilla. Da gusto ver cómo se vuelca la gente en las carreras. La verdad es que en Madrid estamos a años luz de casi cualquier carrera.
Pues eso, que felicidades por el carrerón.

vsblanco dijo...

La verdad es que no sabía nada del maratón de Boston aparte de que se corre el lunes de aguas. Pero leyéndote no sé si me van a entrar ganas de correrlo alguna vez, tanta cuesta, algunas "a mala idea"...

De todas maneras, lo mejor es que has disfrutado de lo lindo. Otra más para la saca.

santipalillo dijo...

¡Enhorabuena Rosa!, aunque ya te la había dado por FB por no había leído tu crónica, te marcaste una buena carrera dominando ritmos, cuestas y aplausos.

Un amigo y yo hemos planificado hacerla en 2013, ya veremos si se cumple, así que tomo nota de las cuestas.

¿Vas a dar el salto al triatlón?

rober dijo...

Vaya, vaya...con la srta. Asensio como se las gasta en la maratón! Enhorabuena por esa gran marca...y por este fabuloso blog.

Korrecaminos dijo...

Que crónica, me has transportado al lugar de los hechos y a la carrera, acabo de correrla sin conocerla.
Tu tiempo el de una máquina, felicidades.

Quique dijo...

Genial tu cronica y mejor la marca conseguida en Boston, enhorabuena Rosa....eres un ejemplo de constancia!!!!

Un saludo
Quique

torcas dijo...

No había leido tu crónica, pero más vale tarde que nunca... ¡que recuerdos me has traido...!