Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

28 septiembre 2011

Crónica del maratón de Berlín

Llegamos a Berlin el jueves por la noche, bastante tarde, así que directa al hotel a descansar.

A Berlín fui realmente ilusionada, con muchas ganas y con una preparación “titánica”. Sin embargo también llegaba preocupada puesto que la semana anterior acabe con molestias en la planta del pie izquierdo tras unas series de 500m….Así que, descanso desde el miércoles y muchos mimos (hielo, masaje con Arnika y pelotita de tenis).

El viernes, paseo por los alrededores de la Puerta de Brandemburgo y directa a la Feria. Espectacular!! Como siempre os cuento en las crónicas de maratones, las Ferias del corredor en otros países son impresionantes y creo que aquí aún nos queda mucho por aprender y mejorar….24000m2 de exposición para más de 190 expositores (ADIDAS, K-SWISS, BROOKS, PEARL IZUMI, GORE,….).

El Sábado, rodaje de 35 min con mil cuidados para que el pie no doliera. Pero lo notaba. Ya era consciente de que tocaba correr con dolor. La gran duda era hasta donde iba a ser capaz de soportarlo. La tarde previa fue de las peores que he pasado en ningún otro maratón. Nervios, desilusión, desconfianza,….sin embargo, es en esos momentos cuando los grandes amigos están ahí….Pablo, Pedro, Kike, Alex,….

El domingo me levanté. No quise pensar en nada más que en prepararme. Me duché para espabilarme. Crema hidratante y vaselina en pies, axilas y en la zona del pulsómetro. Al pie tocado además le di bien con Ketoprofeno y una crema de calor, aunque pensé que de poco serviría si hasta dentro de 3 horas no empezaba a correr. Así que la eché a la bolsa por si podía darme antes de la salida. Me vestí de corto y desayuné mi habitual papilla líquida de cereales y avena. Me terminé de asear y vestir. Y preparé la bolsa para el guardarropa: camiseta de algodón para tirar, aunque con la buena temperatura que hacía, imaginé que al final no la utilizaría, gafas de sol, vaselina, kleenex, geles, botella de agua y unas chanclas por si al terminar no podía ya ni con las zapatillas.

Salí de mi hotel y fui al hotel en el que se alojaba mi amigo Luis. Desde allí, caminamos hacia la salida. Esos momentos previos son los de mayor nerviosismo. Entre que buscas tu cajón donde dejar la ropa, ese olor penetrante a Reflex, el nerviosismo reflejado en las caras de los miles de corredores,…puffff…es un sentimiento indescriptible.

Mi cajón estaba al final de toda la zona que habían acondicionado para ello; quedaban solo 20 minutos, me entró el agobio, así que me quité el chandal y me coloqué la camiseta con el dorsal. Ni crema de calor ni ná…uffff

Seguí a la multitud en busca de la salida. Llegué enseguida. Además me había tocado la zona C, así que salí muy cerca de la primera línea. Aún restaban 10 min ….nervios, muchos nervios…el pie? ….ayyyyy…que no duela, me decía, o si lo hace que sea lo más tarde posible….Me tomé un gel de Cafeina y Arginina para activar el cuerpo. Cuenta atrás, pistoletazo de salida. Imaginé a Gebre, Pedro,…dando las primeras y explosivas zancadas y empezamos a movernos, despacio, sin prisas y enseguida pisé la alfombra de salida, Primeros km atravesando el Tiergarten, voy cómoda, se puede correr, la gente no se apelotona salvo en algún que otro giro bastante cerrado, comienza a notarse el calor. El pie molesta, pero es llevadero. Me digo que si es así todo el maratón, no tendré problemas. Miro el reloj, voy clavando los km, sin esfuerzo. Llegamos al primer avituallamiento….sin duda, lo peor de la carrera. La gente se agolpaba al principio, en medio, al final,…. se paraban, bebían y no te dejaban salir de allí. Yo intentaba irme hacia el final, pero si te descuidabas te pasabas de largo, de hecho me pasó en uno. Mientras bebo agua noto que el pie empieza a doler más y justo cuando paso el km. 6 noto como si me taladrasen el pie… No puedo evitar soltar un gritito, de dolor, de acojone, de “no puede ser”…el dolor es insoportable. Me animo, esto se pasa ahora ya verás. No. El dolor va a más. Intento sonreir siguiendo los consejos de Peter. Pienso que voy a necesitar algo más que una sonrisa. Y así pasan km. Sigo bebiendo un poquito en los avituallamientos. Consigo llegar al km. 15, el dolor es horroroso y me digo que “esto ya no puede ir a más, no puede haber más dolor; si consigo llegar a la Media, me retiro”. Y comenzaron a pasar por mi mente los 4 últimos meses de duro entrenamiento, comenzaron a pasar caras de amigos, de Carlos, con el que tuve el placer y la suerte de poder realizar los entrenos más duros de la preparación durante Julio y Agosto, de Serunner, de Comb, de Pablo….”Tú corre”, me dijo Santamaría, “cuando aparezca el dolor tú solo corre”…diossssssss, qué suplicio! No estaba disfrutando, no era consciente del tremendo ambientazo del maratón, ni siquiera sabía en qué zona de Berlín me encontraba. Me concentré. No quería saber nada más. El dolor me superaba. Segundo gel en el km. 18. Y aún así mantenía el ritmo previsto con Fran para la primera media. Pasé la Media en 1h46…..es posible!! Y de repente, sin saber porqué, decidí que acababa, que aquello no podía doler ya más, así que…a aguantar. Y el dolor pareció hacerse a la idea de que no iba a poder con mis ganas. Del km. 20 al 30, aunque no pude bajar de ritmo, como habíamos previsto, sí fui al menos capaz de mantenerlo. Y me dije que si no hacer marcón, sí podría mejorar lo que hice en Boston. Km34…Tercer y último gel para aguantar el empuje final, el dolor era tal que llevaba el pie muerto. No sentía la pisada, ni como impulsaba, no sentía más que un entumecimiento que poco a poco ascendía por la pierna. Y desde entonces aunque a duras penas pude mantener el ritmo, iba ya cansada, agotada de aguantar tanto dolor,…y a partir del 39 a mis piernas les costaba un mundo avanzar. No quería parar, porque imaginaba que arrancar después sería imposible, y así, aunque lenta llegaría antes a meta. Km 40…sólo 2 más, Rosita. Km.41…gente, mucha gente aplaudiendo, gritando. Veo la Puerta de Brandemburgo al fondo. Vamosssss, ya está, lo has conseguido…consigo emocionarme, el griterío es abrumador, la piel de gallina….Realmente merece la pena tanto sacrificio?...No tengo la más mínima duda.

25 comentarios:

Gustavo dijo...

Enhorabuena!. Con sufrimiento y todo, se nota que disfrutaste.

Salud!

plc 13407 dijo...

Gracias por la parte que me toca....pero debo decir que los amigos a los que te refieres y das las gracias,no hacemos mas que de lo que tu haces por nosotros....creo sinceramente que te lo ganas a pulso dia a dia...como ya te dije...no es el tiempo que haces sino como lo haces.....probablemente hubieses bajado tu tiempo sin la lesión?no me queda ninguna duda.....pero dice mucho de ti,el luchar con tu cabeza durante tantos kms y no rendirte........no quiero ni pensar como vas a ir en el proximo......madre de dios.......enhorabuena!!!!!!

Gonzalo Quintana dijo...

Cada maratón es diferente, en esta te ha tocado sufrir una lesión. Felicidades por ese coraje, por aguantar. No sé decirte si la racionalidad diría que eso es bueno o hubiera sido mejor pararse, pero seguiste. Los maratonianos son diferentes, están hechos de otro material. Bravo.

Peregrino dijo...

Qué buena crónica! cómo te entiendo! felicidades Rosita y a por el próximo!

Jorge dijo...

ROSA, no todos los días se acaba un maratón ni toda la gente lo acaba en esas circunstancias, así que sólo puedo felicitarte.

Ahora a descansar y disfrutar del logro.

Un beso

Miguel Mij-Mij dijo...

Ir así desde el km. 6 no lo hace cualquiera, y además cumpliendo objetivo. Has demostrado una gran fuerza física y emocional, muchísimas felicidades. Otra Major al saco.

Abuelo Runner dijo...

Pues no sabia nada de esa lesión!!! si acabar un maratón ya es un éxito.. acabarlo en esas condiciones mucho mas. Lastima que no disfrutaras de el como lo que es el Maratón de Berlin.
Ahora a pensar en recuperar bien y piensa en positivo, una mas al saco.
Muchas felicidades Rosa eres una Campeona. Un besote.

davidp3 dijo...

¡ SIEMPRE POSITIVO...NUNCA NEGATIVO !
HAS ECHO UNA GRANDÍSIMA CARRERA, DOLOR DESDE EL KM 6, NUBES NEGRAS PASÁNDOTE POR TÚ CABEZA, PERO SUPISTE AGUANTAR EL CHAPARRÓN. DEBES DE ESTAR MUY ORGULLOSA DE LO QUE HAS ECHO, NO TODO EL MUNDO ES CAPAZ DE SOPORTAR 36 KMS CON DOLOR.
TUVO QUE SER UNA PASADA LA ENTRADA, ESPERO ESTAR EL AÑO QUE VIENE EN ESOS CAJONES DE SALIDA.

SALU2 DESDE MATRAQUILANDIA

Javi Pintos dijo...

Simplemente Enhorabuena. Que gran carrera, que gran sufrimiento y sobre todo que gran afan de superación...

Tania dijo...

¡Enhorabuena Rosa! de solo leer tu crónica y saber que desde el km 6 estabas aguantando dolor, ufff eres indestructible!!
Seguro que es el maratón más sufrido que has corrido pero el más épico y el que nunca olvidarás.
Descansa, te lo mereces!
Nuevamente, felicidades!!
bss
Tania

Darío Collado dijo...

Wow! Me quedo con la frase final y empiezo a plantearme si no estamos absolutamente locos con estos berenjenales en los que nos metemos... y como tú, llego a la conclusión de que sí.
Hay que estarlo para preparar estoy y aguantar episodios como el que relatas.
Mi admiración y mi ánimo para recuperar el dolor, que pasará pronto.
Ansío leer tu próximo reto :)

Un abrazo!

quico (elzorro) dijo...

bravo rosa has tenido que pasar lo tuyo,te entiendo perfectamente.
a recuperarse,un abrazo

Manuel dijo...

Enhorabuena Rosa, yo he comenzado hace relativamente poco a correr y estoy preparándome para mi primera maratón que será Sevilla en Febrero, y después de leer tu crónica sostengo con más fuerza, y me lo aplico el dicho de que “el dolor es pasajero pero el orgullo es para siempre”.
Felicidades un saludo .

Fernando dijo...

Enhorabuena CAMPEONA...!!!

Fernando dijo...

Muchas felicidades CAMPEONA...!!!
No hay "muro" que te frene ni en el Km 6 ni en el Km 30.

ENHORABUENA GUAPA.-

Jan dijo...

Enhorabuena, Rosa, te costó pero al final llegaste y con una excelente marca, ahora recupera bien sin locuras...

david sanchez dijo...

Enhorabuena, de este maraton vas a aprender mucho para los próximos, grande.

Un abrazo.

Isidro Gilabert dijo...

Cada maratón es única, y las que acabamos épicamente no se olvidan nunca... Nunca sabremos qué nos va a pasar cuando estamos en la línea de salida. Pero sí que sabemos que si no cae un meteorito, vamos a terminarla, sea como sea... Felicidades, una más para la lista, y de las que no se olvidan!!!

Jaime N@v dijo...

Enhorabuena!!! fue duro pero lo conseguiste...

Bel_ga_rion dijo...

Felicidades terminar en esas condiciones es la leche. Espero que te recuperes pronto y que no vuelva ese dolor. A cuidarse.

Xavi Lluch dijo...

Hay que tener mucho coraje para acabar un maratón así!!! Enhorabuena, campeona!!!

José Manuel dijo...

No sabía que habías corrido Berlín.... Yo tanbién! y lo mismo hasta hemos compartido algún rato de carrerera. Fabulosa maratón, ¿verdad? Enhorabuena y un beso,

Jose

Quique dijo...

ROSA!!!!! enhorabuena por esa constancia y cabezonería, correr con dolor un maratón tiene mucho merito...lo sé de buena tinta!!!

Ya tendremos más ocasiones de reventar el crono...solo hace falta que salga el día!!!

Un besote
Quique

Saturnino dijo...

Enhorabuena Rosa (aunque sea con retraso); en carreras como Berlín si merece sufrir un poquito. La verdad que merece la pena correr allí.
Espero que vayas recuperando de tus molestias.
Un saludo.

Manuel Robaina dijo...

Llego el último, pero quería felicitarte porque un maratón no lo hace cualquiera, y terminarlo con dolor desde los primeros kilómetros requiere muchísima voluntad.

Ahora a recuperar después de la paliza.