Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

26 marzo 2010

La psicología en carrera

Correr fortalece la mente y el espíritu, pero la mente también puede ser un gran aliado o enemigo en carrera.

Los corredores populares tendemos a crearnos presiones innecesarias: “tengo que bajar de …minutos”, “quiero estar entre los 10 primeros”. Creo que la mayoría de nosotros no vivimos de esto y muchos pasamos a engrandecer esto de una manera algo desmesurada. La mente es un factor importante a la hora de correr, de hecho, existen varias estrategias y entrenamientos para la mente.

Un claro ejemplo es cuando acudimos a una carrera con un objetivo en la mente. Y qué nos sucede cuanto pasamos por un km, miramos nuestro reloj y comprobamos que vamos mal según lo previsto? Empezamos a echar nuestras cuentas y nos damos cuenta que tenemos casi esprintar la segunda mitad de la carrera para poder terminar en el tiempo que queríamos. Y con lo mal que voy …. Qué hacer en ese momento? Lo que todos tenemos claro es que hay que terminar, no rendirse. Yo he llegado a la conclusión de que lo mejor es ir con un plan A y con un plan B a la carrera. Que nos falla el plan A, no desanimarse, pasar al plan B. Quién no te dice que la segunda mitad pueda salirte increíblemente bien? … Sin motivación no hay carrera que dure.

La motivación incrementa el compromiso, debemos pensar que cuanto más motivados estemos mejor disposición tendremos para entrenar, cuidar nuestra alimentación y todos los factores que influyen en nuestro rendimiento.

Hay que controlar, no obstante, que una motivación excesiva nos empuje a sobrepasar los límites de lo que es adecuado. Es decir, tener mucha motivación es algo positivo, pero no debe llegar al límite de provocarnos un sobreentrenamiento, impedirnos descansar e incluso afectar negativamente a nuestras relaciones personales.
Es inevitable que tengamos momentos en los que, sea el motivo que sea, nos encontremos algo más desmotivadillos. En estos casos de lo que tiramos es de voluntad.

¿Cómo podemos entrenar esto?...aquí os dejo algunas conclusiones que he sacado de entre varios artículos que he leído en cuanto a la psicología en carrera

Fijarnos metas para ganar
El primer escalón para el éxito es aprender a fijarse metas. Estas metas necesitan ser múltiples, alcanzables, razonables y definidas. Mirar en el calendario anual y decidir cuántas y qué tipos de carreras queremos correr. Determinar cuáles son las más importantes.

La forma más fácil de establecer metas es escribir un programa de entrenamiento con metas a largo plazo (6-12 meses), a medio plazo (4-12 semanas), a corto plazo (1-4 semanas) y metas diarias. Fraccionar el año y el calendario de carreras en temporadas de entrenamiento y temporadas de carrera; nadie puede correr física o mentalmente bien el año entero. Podemos correr varias carreras durante todo el año entero, pero algunas deberemos hacerlo solo por diversión o por entrenamiento durante la temporada de entrenamiento.

Visión- Hacer que las cosas ocurran.
Visión es un concepto muy poderoso. Rutinariamente nuestra existencia se desarrolla en un confortable mecanismo de acción y reacción, donde nosotros tanto actuamos (acción) como apreciamos, valoramos (reacción). La valoración provee el conocimiento o base para la acción. Si nuestras acciones resultan en una retro-alimentación positiva (por ejemplo disfrutar de dicha acción), nosotros valoraremos positivamente dicha acción o actividad la próxima vez que la realicemos. Una forma muy fuerte de alcanzar placer en una tarea es ser exitoso al realizar dicha tarea. En otras palabras, el éxito alimenta un enfoque positivo de la actividad. Este enfoque positivo se denomina confianza. El fracaso, por otro lado, destruye la confianza.

Con niveles incrementados de auto-confianza, se alcanza la habilidad de tomar riesgos y ampliar nuestros objetivos.

Autocontrol- luchando con los desafíos y focalizando energía.

El autocontrol es importante para ser capaz de comportarse bien ante diversas circunstancias que nos puedan generar stress. Algunos aspectos incluyen ser capaz de aceptar críticas, no tener miedo de fracasar, mantener la compostura ante el stress y ser capaces de desplegar nuestro potencial en la competición. Para hacer esto, necesitamos controlar y canalizar nuestras emociones, focalizar la concentración, superar los fracasos, y lo más importante, luchar contra los pensamientos negativos. Pensamientos y emociones negativas provocan resultados negativos. Durante la competición, podemos entrar en un círculo vicioso de pensamientos negativos. Muchos corredores de elite han experimentado este destructivo escenario. Un corredor debería perseguir y mantener la actitud de un optimista. Las barreras pueden ser vistas como obstáculos o desafíos. Los ganadores ven las barreras en su camino como desafíos más que como obstáculos. La gente que sobresale a menudo ni siquiera ve las barreras como desafíos sino como una parte normal de su actividad.

Aquellos que utilicen las dificultades como desafíos serán victoriosos. Podemos ser ganadores o llorones (winner or whiner).
Otra parte importante del autocontrol es controlar y canalizar la energía psicológica. La energía viene de dos formas: positiva y negativa. La positiva es la energía que se adquiere cuando se disfruta una actividad. La negativa es la energía del miedo. Ambas pueden ser motivadoras. La investigación psicológica, sin embargo, ha demostrado que se obtienen los mejores resultados en una atmósfera de energía positiva, a menudo descrita como un estado de júbilo. A pesar de que la energía negativa puede motivarlo, en general está asociada a motivación negativa. Pensamientos negativos y miedos usualmente logran inhibir la mejora más que estimularla. En la competición, una vez que la duda gana un espacio, tiene tendencia a crecer (como una bola de nieve) en muchos pensamientos negativos y pérdida de energía. Los ganadores reconocen los pensamientos negativos y tiene la forma de sobreponerse a ellos. Si es posible, los evitan enteramente. Si no, son capaces de luchar contra ellos y descartarlos.

Tener energía positiva o negativa es una cosa; controlarlas es otra. Los ganadores tienen la habilidad de focalizar la energía en el cumplimiento de la tarea que tienen entre manos. Mantener el foco en la energía es una de las tares más difíciles de un corredor de fondo en plena carrera. Durante la carrera nos enfrentamos a múltiples elementos que distraen nuestra energía tendiendo a pensamientos negativos. Para alcanzar nuestro mejor rendimiento, debemos aprender a permanecer positivamente enfocado.

Lo máximo en auto-control es cuando éste es totalmente automático, lo que los atletas llaman estar en la zona .

5 comentarios:

Fer Panama dijo...

Hola Rosa, excelente entrada. Voy a poner en práctica algunos de tus consejos para la Media Maratón Internacional de Panamá que correré el Domingo. A mi me pasa mucho de ponerme objetivos muy complicados, y luego me frustro,..pero a la vez eso genera dentro de mi un sentimiento de querer mejorar y poner mas empeño en todo lo que hago. Leí también la crónica sobre tu deshidratación, lamentablemente en Panamá como temperaturas aunque salimos a las 6.00 am de 28 a 32 grados, y humedad del 96% te puedes imaginar,...aquí hay que beber si o si cada 2 km, y a pesar de eso la gente coge unos "globos" y pajarones que no veas.

Un abrazo y ánimo que para la próxima seguro te sale una gran carrera.

Saludos Panameños
FER

Jaime N@v dijo...

Muy buena entrada... tomo nota, pues yo soy un pecador, y ademas tropiezo varias veces en la misma piedra...
Este año tengo un objetivo, hacer el Maratón de Ciudad Real y competir con los de mi categoría. Me gusta lo del Plan A y plan B.
Ciao

JOSÉ dijo...

Rosa,creo que lo primero de todo es tener claro el porque corres,¿por disfrutar de correr o por tener una buena marca?si esto lo tienes claro el resto esta chupodo,saludos.

Rafael Jiménez González dijo...

Hola Rosa,

Buena entrada! Yo inetnto hacer lo que pueda entre semana, tanto a nivel de entrenamiento como de motivación, más de lo segundo que de lo primero.

Cuando tengo una carrera, empiezo a plantearmela o a diseccionarla en cuanto dan el pistoletazo de salida, en cuanto cruzo la línea de salida, empiezo a comerme el coco y cuando me quiero dar cuenta ya he llegado... con el tiempo que sea... tanto si es bueno como si es malo...

Un saludo!!

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Hola Rosa, me ha gustado tu entrada ,resumiendo, el coco tiene una importancia bestial, te ayuda mucho a conseguir tus objetivos igual que la motivación y la superación personal.

Un saludo
Arturo