Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

29 abril 2013

Crónica del Maratón de Madrid



Ayer, último domingo de Abril, como viene siendo un clásico en Madrid, se celebró su Maratón. A pesar que llevo corriendo maratones unos añitos (tampoco demasiados pero sí algunos), nunca me había atrevido a correr Madrid por lo que había oído de él. Hoy, el día después de correrlo, puedo decir con rotundidad que POCO es lo que dicen, hasta que no lo compruebas en tus propias chichas. Es sin lugar a dudas el maratón más duro que he corrido nunca.

Los partes meteorológicos venían avisándonos desde hacía días. Reconozco que fui algo escéptica, y es que el mismo miércolespaseaba por Madrid en manga corta, cómo iba a pensar que se produciría este cambio tan radical? El viernes caían las primeras gotas y el sábado el viento ya hizo acto de presencia. En definitiva que el domingo amaneció algo nublado, aunque de esos cielos que sabes no dejarán lluvia,  bastante frío y con rachas de viento. Es lo que había, tampoco se podía hacer mucho. En carrera salvo el viento, el frío apenas me molestó, salvo ya en meta donde me quedé hipotérmica.

De previa poco os voy a contar. Semana de auténtico relax en cuanto a entrenos, bajando km hasta en más de un 70%. Masajes, hidratación y mimos fueron mi día a día. Creo que nunca me lo había tomado tan en serio y tan a rajatabla como en esta ocasión. Me acerqué por Expodepor los tres días de la Feria porque tenía que ver amigos pero apenas unas horitas cada día.

El domingo me levanté a las 6 para desayunar - 3h antes de la carrera -. Mi desayuno el día del maratón es bastante contundente: papilla infantil líquida con avena. Es lo que tomo siempre y me va bastante bien, porque lo asimilo sin problema y no llego con hambre a la salida. Por supuesto sin olvidarme del omeprazol, para proteger al estómago de los geles y demás en carrera.

Me duché y comencé con mi rutina. Apósitos donde habitualmente salen ampollas, bien de vaselina por los pies, cuidando extenderla también entre los deditos. Te colocas bien los calcetines, las medias de compresión (aunque las dejo bajadas sobre los tobillos y me las coloco bien luego), el top, más cremita en la zona del pulsómetro….ya sabéis.

A las 8 estaba ya en Colón con mis compañeros del Clínicas Menorca con un estado de nervios que pa qué. Calenté apenas 5min y me puse de corto. Fuimos al cajón de salida, afortunadamente saliamos todos juntos desde el primer cajón.

A correr. Sólo los 300 primeros metros me costó poder correr bien por la gente, luego sin problemas menos algunas curvas que eran más bien cerradas, sobre todo al principio que hay más mogollón y estamos menos espaciados.

Los primeros 5km hasta Pza. Castilla, subida interminable; no conseguí ir a ritmo, no encontraba sensaciones y no quería forzar que me esperaban aún muchos km. Así que preferí aguantar, llegar al km 5 y ver si me iba metiendo en carrera, Se me cargó el gemelo izquierdo para variar y pensé que si no empezaba una maratón con algún dolorcillo…malo!!

En cuanto giramos en Pza. Castilla y comenzamos a bajar fui encontrándome mejor, pudiendo ir  a ritmo, aunque ya fui viendo que con tanto sube—baja, las 3h20 eran mucho pedir.  Del 6.5 al 7.5 me parecieron una broma bastante pesada, subir por Paseo Habana y luego volver a girar y subir de nuevo por Pío XII. Así llegaron los km de toboganes por Velazquez y Joaquín Costa, que los conseguí enfilar bastante bien.

Km 12 y llegamos a la zona de Nuevos Ministerios, y aunque zona complicada también, la multitud de gente te lleva en volandas. Llegas a Sta. Engracia, giras y corres unos 500m por Bravo Murillo para enfilar ahora ya en bajada Islas Filipinas, Guzmán el Bueno y Alberto Aguilera. Llegando a Fuencarral donde nos despedimos de los que iban a correr sólo Media Maratón.

El barrio de Chueca vibraba con la gente, nos hicieron pasillo…impresionante!. Veo a mi padre y me da un gel que abro y del que tomo algo más de la mitad.Giramos por Gran Vía y bajamos por Preciados para llegar a Sol. Sin duda punto neurálgico en cuanto a público. Damos la vuelta a la plaza y nos metemos por Mayor que pica en su primer tramo y luego baja para hacernos girar a la derecha en Bailén y pasar por delante del Palacio de Real. Mucha gente de nuevo. Es sin duda mi zona favorita del Mapoma. Nos hacen desviarnos hacia la derecha del puente y veo a lo lejos la multitud que ya se dirige a Ferraz, a la Media Maratón, aunque claro, antes subida progresiva por Paseo Rosales.

Justo en la curva de Ferraz me espera mi amigo serunner, me mira, le sonrío, voy bien y lo primero que le digo es que todo lo que me habían dicho de Madrid era poco. Bajamos por el Parque del Oeste para llegar a la Avda. de Valladolid que por el viento se me hizo eterna. Sabía que mi padre me esperaba en el 25 (portando aún 2 geles más), así que en eso me centré para que se me pasara lo más ameno posible. En P.Pío la cantidad de gente también impresionante. Le digo a Serunner que tiene que estar mi padre y que en cuanto le vea me abran uno de los geles. Pero entramos en la casa de campo y no le vimos. Así que echo mano al bolsillo de la malla y saco el gel que llevaba yo, lo abro y me tomo la mitad, se lo doy a Serunner que me lo guarda para mi sorpresa para un par de km después.

El tramo de la casa de campo es duro, muy duro. La subida rodeando el Lago es un auténtico repechón y las fuerzas ya escasean algo (a la espera del efecto del gel),  tiro de brazos lo que puedo. Ya arriba, con el Lago a la izquierda seguimos subiendo por el Paseo de los Plátanos. Es un tramo eterno porque subes y subes y no ves la curva en la que volver para salir de la casa de campo. Km 27.5 y están dando geles de PowerBar. Le digo a Serunner que coja uno por si no conseguimos ver a mi padre y pudiera necesitarlo. El gel parece hacer efecto y me tomo además el resto del que me había guardado. Justo al principio del cuestón con el que dejamos atrás la casa de campo está mi padre, me ve la cara y serunner le dice que no pregunte, que la niña está pasado un tramo complicado de fuerzas. Aún así aprieto los dientes y subo la cuesta con fuerza, incluso consigo quitarme la zona “tan rollo” de San Isidro habiendo superado el medio-bache de fuerzas.

Sin embargo en la  zona de la Virgen del Puerto ya no volvía a ir fresca (Km 35) y la subida por la calle Segovia termina de rematarme. Serunner me dice:”Si yo llevo los cuádriceps super cargados, ni imagino cómo debes tenerlos tú”. Para mi sorpresa no son los cuádriceps lo que me duele sino los glúteos.

El resto de km un auténtica lucha por seguir avanzando, Paseo Imperial, Paseo Acacias, Embajadores….sólo quería ver el Reina Sofía para saber que ya estaba en Atocha. Hasta Atocha se te hace larga hasta que enfilas Alfonso XII. Suerte tuve que no me percaté del km.39 con lo que esperándole vi el km. 40 y me sobrevino una tremenda sensación de confort. La subida hasta el Retiro se sube sola por la cantidad de gente que está ahí, animando, aplaudiendo, gritando…llegas a la Pta. de O’Donnell  y giras para entrar en el Retiro. Ya estás en casa, me dice mi padre. No me queda nada. Y de repente oigo un grito desgarrador a mi izquierda….”Ya está Tata, ya está”, giro la cabeza y veo a mi hermano y a mi madre. Las lágrimas hacen un intento de aparecer y es mi padre quien me limpia la lágrima bajo las gafas.Es esta escena la que tengo guardada a fuego en mi mente, es eta escena la que hizo recordarme porque quería correr el Maratón de Madrid. Y esto fue lo que me dió alas para llegar bien a meta.

Fue pisar la primera alfombrilla, pararme y abrazarme a mi padre y serunner. Los sentimientos y emociones que se me pasaron en ese momento por la cabeza fueron miles. Pero lo había vuelto a hacer, y esta vez al maratón más duro que he corrido nunca. 

33 comentarios:

SeRgIo dijo...

Enhorabuena por la carrera y por haber superado otro maraton mas. Un saludo

Gonzalo Quintana dijo...

Para mí fue un momento de orgullo poder hablar un rato con alguien que es una referencia en el mundo del running amateur. Fue un placer de verdad. Madrid es así de duro, como lo has descrito, pero a veces es la dureza y no las marcas lo que nos hace quedarnos con buenas sensaciones.

Un abrazo,

Jaime N@v dijo...

Joerrr!!! fantástica lucha... Felicidades!!!

Yolanda Pingüina Veloz dijo...

Felicidades Rosa! Me has emocionado con tu crónica. El maratón de Madrid es duro pero tan emocionante...

Isidro Gilabert dijo...

Impresionante, ahora ya sé el nombre de todos los sitios por los que pasamos ayer... :) Madrid es dura, durísima, si no fuera por el ambientazo casi nadie acabaría entero, pero como bien dices, los últimos kilómetro de subida asesina casi parecen una bajada con los ánimos del público! Fue un placer verte fugazmente!!! Y acabar esta carrera es algo de valientes, de muy valientes.

Javier G. Martín dijo...

Como vuelvas a escribir una crónica tan emotiva dejo de leerte eh!!! ;-)

Enhorabuena Rosa, me gusta tu forma de interpretar las carreras en particular y el deporte en general. Felicidades por este nuevo maratón, es que Madrid...
Si Sevilla tiene un color especial... Madrid tiene todos los colores, el publico... su dureza... en fin que de sentimientos...

un abrazo compi y lo dicho, muchas felicidades

JOSE DOMINGUEZ ALONSO dijo...

Enhorabuena Rosa; el año que viene lo volverás a correr y seguro que lo harás mejor y donde este año lo has pasado mal en el 2014 te dirás a ti misma que voy bien.

JOSE DOMINGUEZ ALONSO dijo...

Enhorabuena Rosa, el año que viene lo disfrutarás más, porque ya te has quitado esa presión de correr el MAPOMA, es duro muy duro pero el 2º año que lo corres lo haces mejor.

Charli dijo...

Pedazo de crónica. Si lo has corrido y lees ahora tu crónica parece que lo revives...Enhorabuena, marcón...

Javi dijo...

Enhorabuena Rosita!!
Un abrazo!

Guillermo dijo...

Bonita crónica !!!

bss
G

Antonio Morales dijo...

Felicidades por tu carrera y por tu crónica.Puedes estar orgullosa.

JoseLuisVantare dijo...

Te felicito por varios motivos, el primero por terminar la maratón, el segundo por lo bien escrita que está tu experiencia de la carrera, con mucho detalle y sentimiento. He pasado unos minutos muy agradables leyéndolo, además me ha motivado para continuar preparándome para afrontar algún día un maratón. Sin duda correr no es de cobardes. #Saludos

Titan del Asfalto dijo...

ENORME ROSA ENORME!!!
Cada que leo una crónica de una maratón, por lo regular siempre es una epopeya, una batalla épica donde el que escribe es el héroe.
Felicidades por tu maratón y felicidades por la narración y sobre todo al final, me emocione hasta el alma.
MUCHAS FELICIDADES CAMPEONA, ERES UNA CRACK!!!

mrbsports dijo...

Enhorabuena! Emocionante relato, son tantas las emociones que es lo que hacen que esta prueba sea tan especial.

Chulipán dijo...

Brujuleando me he topado con tu blog y esta bonita crónica. Madrid es duro, tienes toda la razón, así que esperemos que las mentes pensantes puedan mitigar un poco esa dureza y aumentar la participación.

paco dijo...

Felicitarte por la carrera y por los sentimientos que transmites en la cronica, da gusto leerte. Un saludico.

Commedia dijo...

Ahora sí que tienes el palmarés completo… ¡enhorabuena! :)

SR. PUROS dijo...

ENHORABUENA ROSA.
LA CRONICA ES PRECIOSA.
GRANDEEEE

Jose J Vicente Fernandez dijo...

enhorabuena!! otra mas a la saca!!
buena lucha y grandes emociones!!

Alex Uriarte dijo...

Felicidades Rosa, dura , pero un carrerón, una gran crónica, ya sabes que a mi me tira la parte emocional de las maratones

luis fernandez combarro dijo...

Muy bien Rosita, muy bien. Enhorabuena

Javi Pintos dijo...

Corres bien, escribes bien. La leche, no fallas en nada.

ENHORABUENA ROSA.

gonzalo dijo...

Madrid la más dura pero la más gratificante! A presumir de medalla! Enhorabuena!

Dragonkik55 dijo...

Felicidades por la carrera y bonita crónica¡¡ una pena no haberte visto aunque a pesar de mi miopia fui buscando "chicas amarillas", luego he visto en fotos que ibas multicolor, yo salí a entrenar el maratón y hubiera ido un ratillo contigo

RA dijo...

Otra muesca en las zapas y esta es de las buenas. No pones marcas pero mencionas un 3.20 -jó que fuerte- de principio que supongo que por el camino habrá cambiado varias veces y al final hablas de "confort", eso es una gran palabra tratándose de Madrid, eso es que llevas buenas piernas, o sea que ponte las pilas y aprovecha el estado de forma para un 10 o una buena media.

CPM dijo...

Enhorabuena luchadora. Genial crónica. Y efectivamente la casa de Campo la relatas como la recuerdo cuando la corrí el año que ganó el maratón Chema Martínez.

NACHO dijo...

Aúpa Rosa¡¡¡
Es que Madrid, por mucho caos organizativo, por mucha cuesta, como bien dice mi buen amigo Unyko, tiene todos los colores....
y es que es especial....

tragabuche dijo...

noragüena rosita,buena crónica.un beso

Lorena Arévalo dijo...

Muchísimas felicidades Rosa!! Yo también lo intente pero en el 25 me entraron unos calambres en la pierna que no me dejaron terminar la carrera!! :( Además quede con unas chicas que conocí a partir de una página en Facebook, es...espera que copio el link www.facebook.com/sportzonees y la verdad que todas ellas acabaron y me alegré muchísimo por ellas pero como tú dices Madrid es muyyy duro!! enhorabuena campeona!!

Tania dijo...

Preciosa crónica Rosa!! enhorabuena por el maratón campeona!! si alguien con tu experiencia dice lo que has dicho del maratón de Madrid, uffff mis respetos para todos!
Lo que debió sentir tu padre al verte...precioso!
bss
Tania

Carolina Mendez Borges dijo...

wow soy tu admiradora, que valiente, ya quisiera yo lograr tal hazaña.
que tiempo hiciste?

thunderstruck dijo...

q buenos recuerdos de MAPOMA; tal como lo cuentas.