Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

03 febrero 2015

Matando fantasmas en Granollers


Aquí van 2 crónicas de la Mitja Marató de Granollers. Dos visiones diferentes de una misma carrera. Dos maneras diferentes de correr: un elite como Castillejo y una popu como servidora. 

Espero que os gusten.



El domingo 1 de Febrero se celebró la Mitja marató de Granollers. A mi me ha pillado a 11 semanas del Maratón de París, quizás un poco pronto para meter tantos km, pero siempre nos acogemos a aquello de “el que tuvo, retuvo”; es decir, que por km que no sea.



He de decir que al no correr a tope como era la idea inicial, la Media no se me hizo larga, pude con ella pero sinceramente noté que me faltan km. Normal, estoy a 10 semanas. Si no me faltaran km posiblemente llegaría pasada a París como me ha pasado en otras maratones. Y llegar pasada de km, quemada, es garantizarte un maratón de sufrimiento imposible, y una ya no está para esto. La edad.

Quedamos en Granollers sobre las 9AM con la gente del CastiCáceres para cafetear y ponernos en carrera. Como era mi primera vez en esta carrera, mis compis me pusieron al tanto de la dificultad del recorrido. Subes hasta el 11 y luego no bajas, vienen toboganes, eso sí a partir del 17 a volar!

Pues estamos listos, me asustaron pelín. Si quería ir a tope y había cuestas, algo no me cuadraba. ¡Bah! Sal a correr Rosita y que manden ellas (usease, mis piernas), Así hice.


Me cambié y calenté unos 15min con Juan (del club), me coloqué en el cajón de salida y a correr.
-          Hago aquí un pequeño paréntesis para felicitar a Adidas por su buenísima organización. Consiguieron que con 15.000 participantes pudieras correr a ritmo nada más pisar la línea de salida, y todos sabemos de muchas carreras multitudinarias en la que esto no es posible ni pasados 2km. Así que ole! -
Primeros km fáciles saliendo de Granollers, rectas y rotondas. A partir del km 3 noté que los cuádriceps bombeaban bien. Vamos que estábamos subiendo aunque aparentemente yo no lo veía. Pero sí, era obvio que la pendiente empezaba a inclinarse. Así hasta llegar a la Garriga. Tuve que bajar el ritmo porque las piernas picaban y el fantasma de las 2 Medias Maratones anteriores en las que me había retirado apareció en la retaguardia de mi subconsciente y eso sí que no. El isquio también molestaba y tengo claro que o me curo totalmente de esta pequeña molestia que me acompaña desde hace 2 años en Mapoma o correr rápido va a ser una auténtica odisea.

A partir del km 8 la multitud de gente agolpada a ambos lados de la carretera que nos subía a La Garriga empezaba a notarse. El paisaje una pasada de chulo. En el 9.5 vi a lo lejos un cuestón abarrotado de colorines (de las camisetas de los runners, que discretos precisamente no somos) y me acordé de lo que Carles me dijo: “Cuando veas esa pedazo de cuesta, tranqui, no la subes, se baja”. Y así fue, pero claro hasta llegar a ese punto tienes que seguir subiendo cerca de otro km y medio y la verdad es que ya estábamos todos pelín “jartitos” de tanta subida.



A partir del 11 empiezas a bajar, las piernas y el corazón se aceleran y eché algo el freno de mano. A este ritmo ahora, lo mismo no llego a meta. No sé si la edad o haberme pegado de bruces en otras carreras, pero me estoy volviendo demasiado precavida. Así que, aunque mucho mucho más rápido que la primera parte de la media, reculé, además porque sabía que había repechos. Repechones! Toboganes…ya sabéis a lo que me refiero. Unos cuantos hasta el 16.5 a partir del cual sí que me dejé llevar. Quedaban 4km, tocaba estirar piernas, levantar tronco y correr. 

La entrada en Granollers fue espectacular. Gente sin parar de gritar de animar…bufff, pelos de punta, moló y mucho.



En definitiva, creo que corrí de manera inteligente. A sabiendas de que llegaba con falta de km, conseguí correr la primera parte al ritmo de maratón y después ir más rápido, terminando realmente fuerte. Por supuesto, la marca está lejos de mi MMP y lejos de lo que creo que puedo llegar pero terminar fuerte después de 11km de subida me hace pensar que estamos trabajando bien y que nos quedan 10 semanas de entrenos duros y que hay que intentarlo.


¿Nos vemos en la Media Maratón de Barcelona, no?



CRÓNICA de CARLES CASTILLEJO

De Carles no hace falta que diga nada. Uno de los mejores atletas que nos ha dado el atletismo español, maratoniano de pura sangre y sufridor convencido.

Entrenar con él me ha hecho darme cuenta de para triunfar





7.30 de la mañana y suena el despertador en la habitación 404 del Hotel Granollers. Me duele la espalda (a parte de las piernas) por culpa del sofá cama en el que he tenido que dormir los dos últimos días. No ha sido porque mi mujer me haya enfadado conmigo sino que su proceso gripal aconsejaba algo de espacio y me ha tocado dormir solito.
Pongo los pies en el suelo y descubro que el tendón hoy quiere ser protagonista. Ha visto que he aflojado algo los entrenos los últimos dos días y ya se ha empezado a quejar. Pobrecito…no sabía lo que le venía.
Llevo días cansado, muchos kms en estos últimos días desde que corrí en Terrassa hace ya 2 semanas. Ha sido un ciclo de entrenos muy duros con un único objetivo: llegar muy cansado a Granollers y ver de lo que era capaz en situación de mucho entrenamiento y así simular lo que puede ser el día del Maratón de Barcelona.
Desayuno a base de pan bimbo con miel, algunos cereales con yogur y miel y un par de cafés.
A las 8.00 ya estaba listo pero como la familia seguí durmiendo he estado de cháchara haciendo tiempo hasta que a las 8.30 ya he subido a la habitación.
Un beso a mis mujercitas, una ducha de agua fría para espabilarme y para la cafetería del hotel donde había quedado con los Castillejo&Caceres Running Club. Hoy éramos muchos los que teníamos nuestros pequeños objetivos en el asfalto de la capital del Vallés Oriental.
Como manda la tradición caminata hasta la zona de salida. De camino ya hemos podido observar que iba a ser una edición marcada por el viento que iba a soplar en la ida (la mas dura).
Calentamiento con mis compañeros Rafa Iglesias y Javi Guerra acabando con una clásica aceleración para espabilar las piernas. Rafa nos ha dado la murga todo el calentamiento diciendo que íbamos demasiado rápido.
A las 10.50 se da la salida de La Mitja y se hace a un ritmo cómodo (3’05/Km). Los primeros kms transcurren mas o menos por los mismos derroteros con los atletas africanos, marroquíes, Javi y yo en un grupo compacto en el que hasta el km 3.8 no ha tenido ningún movimiento. En ese punto se ha producido la primera aceleración (no mucha) y ya he visto que hoy no tenía piernas ya que me he descolgado levemente para enlazar enseguida. En ese punto ya íbamos un grupo de 6 en el cual se ha producido el primer cambio serio en torno al km 6.
En ese punto mis piernas ya iban cansadas y he sido incapaz de responder al mini ataque que se ha producido. Javi lo ha hecho con facilidad.
Mi cabeza ha empezado a funcionar y he pensado que tranquilo que habíamos pasado el 5k en 15’26 y que ya estaba bien para lo que quería hacer pero la distancia con el grupo de cabeza se ha estabilizado en 4-5” y gracias a los ánimos de la gente que nos acompañaba en ese momento por fuera del circuito en bici he intentado atrapar al grupo. He luchado en solitario contra el viento y justo antes del km 8 he conseguido entrar.
Cual ha sido mi sorpresa cuando he visto que en el grupo se iba muy fácil, muy tranquilo. QUE DESGASTE BRUTAL HE TENIDO QUE HACER!!!!!!!


Otro cambio de ritmo antes del km 10 me vuelve a poner en jaque. No voy nada nada bien. Vuelvo a ceder metros y metros y pienso que queda demasiada carrera. Así que…lo vuelvo a intentar!!!!!!!!
Apreto los dientes y paso a 1” del grupo por el km 10 (15’46) . Me engancho bien y disfruto ese tramo. Por unos momentos me vengo arriba moralmente y pienso que estoy preparado para aguantar el cambio que sé que se va a producir en breve.
Iluso de mi. Se pasa el km 11 y se acelera de manera brusca. Soy totalmente incapaz de responder al cambio y ya se que me toca hacer mi carrera.
Pongo el GPS en modo ritmo instantáneo y me limito a bajar todo lo rápido que me permitan las piernas. Por delante el grupo de cabeza se va disgregando. 1 primer grupo con Kipsang, Javi y Legese. Por detrás Omar Oughzif y un atleta keniano que ha sido el que ha tirado toda la parte de subida y que va fundido.
Lo adelanto ya corriendo en solitario y me marco como objetivo que Omar no se me escape mas.
Y asi se suceden los kms. No bajo tan rápido como las veces anteriores pero aun y así hago 14’46 del 10 al 15 (20” mas lento que Javi). Sigo a lo mío. Voy bien controlando, sin agonizar, de pulso estable y bajando…ES QUE LAS PIERNAS NO VAN!!!!!!!
Llego al km 18 y recuerdo que ese punto siempre había sido importante en mis otras dos participaciones y me animo. Me digo:
Venga Venga!!!!!!
Acelero mínimamente y dejo que pasen los metros. Me aproximo a la hora de esfuerzo y saco la calculadora. Si acelero algo bajaré de 1h04 que no está nada mal. Veo el cartel del km 20 a lo lejos y empiezo a acelerar. Paso en 1h00’39 (14’39 del 15 al 20) y empiezo a impulsar. Y entonces me doy cuenta de que no lo he hecho en todo el rato.
Es un problemón porque no me doy cuenta. Cuando me he puesto a impulsar y a hacer fuerza con los pies he empezado a correr rápido y entonces he visto que no había corrido de esa manera en todo el rato. Porqué? Pues porque he creado un mecanismo de defensa del tendón para que no duela y debo romperlo ya que si no lo hago será un problema el día 15 de marzo.
Con esos pensamientos hago los últimos 200m saludando al público y agradeciéndoles sus ánimos que han sido muy importantes en esta carrera.



Al final cruzo la meta en 1h03’47 y empiezo a sacar conclusiones:
Buen tiempo.
Mejor tiempo teniendo en cuenta los entrenos previos. Os voy a contar una cosa:
Domingo: Mitja Terrassa 1h04’05
Lunes: Doble sesión: 13k carrera continua + Eliptica
Martes: Doble sesión: 20km carrera continua + 10k Alter G
Miercoles: Interval training: 3x7x200 a 33’0 de media
Jueves: 12k carrera continua-pesas + 10k Alter G
Viernes: Rodaje vivo: 20km en 1h05’00
Sabado: Tirada 32km
Domingo: 3x4000 recuperando 3’ a 12’12-12’03-11’55
Lunes: 14km carrera continua-pesas + Eliptica
Martes: 2x10x400 recuperando 1’ a 1’06”0
Miercoles: Tirada de 27km
Jueves: Rodaje vivo: 22km en 1h11’33 (paso por la media de 1h08’43) + 10k Alter G
Viernes: 16km
Sabado: 10k
Domingo: Mitja de Granollers 1h03’47
En resumen mucho kms y prácticamente 4 medias maratones en 14 días: 2 en competición (1h03-1h04) y 2 entrenando (1h08’43 y la de 1h05 en 20km que hubiera sido de 1h08’30)
Eso me lleva a pensar que voy por el buen camino y que estando a falta de 42 días para el maratón me veo capacitado para intentar correr rápido. Cuanto? No lo se. Eso lo sabré dentro de 1 mes. Ahora a pensar que vienen 2 semanas muy duras y luego a empezar a descansar para llegar lo mas fresco posible al Maraton de Barcelona

4 comentarios:

paco dijo...

Buena estrategia esa de llegar al maratón con hambre de kms que saciado de mas. Un saludico.

Isidro Gilabert dijo...

Pues repetiremos también en Barcelona, que Granollers sirve para coger impulso y luego liarla en llano... :)

Irene dijo...

Qué buen post... Me han encantado las dos visiones.
Yo no me sentí preparada para Granollers. Me han dicho que es muy rompepiernas. El plan es afianzar la distancia este año y me enfrentaré a ella en 2016 ;-)
Qué guay que la disfrutaste guapa!
Ahora a por la Mitja de Bacelona!!!

Irene dijo...

Qué buen post... Me han encantado las dos visiones.
Yo no me sentí preparada para Granollers. Me han dicho que es muy rompepiernas. El plan es afianzar la distancia este año y me enfrentaré a ella en 2016 ;-)
Qué guay que la disfrutaste guapa!
Ahora a por la Mitja de Bacelona!!!