Correr Definitivamente no es de Cobardes

Correr Definitivamente no es de Cobardes

23 octubre 2012

Crónica Maratón Chicago 2012


Tenía pendiente escribir la crónica del Maratón de Chicago, pero con las vacaciones que me tomé no he podido pararme a sentarme a escribir hasta ahora.

Cogí vuelo directo a Chicago el viernes anterior a la prueba, 9h30min de vuelo bastante matador que junto a la diferencia horaria hicieron que nos plantáramos en Chicago a las 3 de la tarde. Ducha rápida y medio-desveladora para que sin pensar en el sueño que me invadía me aguantara a sobrellevar la tarde (en España eran ya las 11 de la noche). Cogimos los autobuses que la propia organización del maratón ponía a disposición de los corredores y que a través de varias rutas circulaban por toda la ciudad llevándonos a la Gran Expo en el Centro McCormick.



Como siempre os cuento, estas Ferias son realmente impresionantes. Con un gran espacio para el principal partner “deportivo”, Nike, y numerosos stands de otras gran marcas deportivas, muchas de las cuales son menos conocidas en España o menos accesibles.













La gente de Nike pasándolo en grande

Allí cargué bien, para qué negarlo. Encuentras artículos y cosas que difícilmente llegan no aquí.

El cansancio hizo mella y regresamos al hotel. Cenamos pizza en uno de los pocos restaurantes donde no teníamos que esperar cerca de 30-40min para ser atendidos y a dormir.

A las 6 de la mañana de allí (13.00 hora española), el jet lag hizo acto de presencia. Así que incapaz de volver a dormir, me vestí para salir a rodar 25-30min por la zona del Pier. Aunque día espectacular de sol, frío helador, con cerca de los 4ºC. Disfruté de las preciosas vistas al lago Michigan y de ver a multitud de runners que ansiosos como yo disfrutaban de su último rodaje antes de la fiesta.

Como ya conocía Chicago de un viaje anterior en 2009, no andaba muy agobiada con conocer cada rincón de la ciudad. Así que dediqué el sábado a pasear sin abusar por el parque del Millenium y hacer algo de shopping.


La tarde previa fue un infierno en cuanto a nervios. Nunca lo había estado tanto y desde España recibía numerosas muestras de afecto y ánimos, que me pusieron la piel de gallina. Cené pronto y me fui a dormir...lo que pude, ya que me desvelé varias veces.

A las 4.20 sonó el despertador. Me ducho y bajo a tomar un café y unos cereales a la cafetería del hotel. Subo de nuevo a la habitación Toca ritual. Me coloco Compeed en el dedo que me ha estado dando guerra este verano con varias ampollas, me embadurno bien los dedos de los pies de vaselina y me coloco los calcetines. Malla del Club. Camiseta que Bunch Sports tuvo a bien hacerme para este maratón tan especial. Todo un lujazo de top, con los nombres de los 5 Majors ordenados cronológicamente según los he ido corriendo y el año en el que lo corrí:



Me enviaron uno en lycra y otro en tejido hidrofóbico que fue el que utilicé para correr.

Las zapas elegidas, las Adizero tempo5 con las que estoy alucinando. Zapatillón por ligereza y amortiguación!

Encima el chandal y algo de abrigo y nos fuimos a la salida. Lo peor además de los nervios el frío. Acostumbrada a entrenar con 35-38ºC como he estado haciendo, sentir el frío aguja en la cara me tenía preocupada sobre todo para la salida. Despiste mío fue no echar una crema de calor en la maleta, aunque no imaginaba semejante temperatura; de hecho las previsiones daban 10ºC de mínima.
La Organización espectacular desde el principio, todo muy bien indicado y con varias personas con el cartel de “Ask me” para todos los nuevos y/o despistados. Dejamos la ropa en el camión y nos dirigimos a la salida. Wave 1, la primera oleada salíamos a las 7.30 de la mañana.

Es el peor momento. Son 10min eternos. Ahí estaba. Diminuta e inmersa en una jauría de 45.000 personas nerviosas, oliendo a sudor, reflex...caras de expectación, de alegría, de preocupación. Y cada uno con sus miedos. Yo sólo quería correr. Pensaba en mi familia, amigos y me ponía aún más nerviosa. Ellos están ahí. Lo sabía. Pero corro yo. El sufrimiento y el dolor al que tanto temo lo iba a padecer yo.
Suena el himno estadounidense y comenzamos a movernos. Ya no hay excusas. Sólo corro.

Me costó pillar el ritmo. Es lo que tiene estar acostumbrada a que te marquen el ritmo. La milla debía pasarla entre 7.26 y 7.35. Así que tardé 2 millas en pillar el ritmo para tratar de ir sobre lo esperado. Las calles están abarrotadas y de la milla 2 a la 3 es impresionante el griterío de la gente. Estoy en Chicago, pienso. Disfruta y corre.

Voy viendo grupos de personas con un dorsal en la espalda indicativo del tiempo a por el que van. Me asusto porque veo que gente de 3h30 van por delante mía y con buen ritmo. Me asaltan dudas. Y decido pasar de ellas. Llevo un ritmo cómodo y el paso por milla es bueno. El maratón es largo.

Llego al km10 y piso con fuerza la alfombrilla. Voy bien. Esto pinta bien, me digo. Primer gel que tomo tranquilamente. Los avituallamientos son numerosos; cada 2 millas puestos con bebida isotónica y agua, ambos con vasos diferentes para poder diferenciarlos bien. No hay ningún problema en avituallarse bien. No te frenan como sí pasa en Berlín.

Y las millas siguen pasando. Me encuentro bien. Voy con otras dos chicas, una rubia y otra asiática que inconscientemente y sin haberlo hablado, nos entendemos y va tirando una milla cada una. Vamos clavando ritmos.

Km 20, segundo gel. Comienzo a preocuparme. Me noto algo más cansada de lo que debiera. No soy nueva en esto. Sé cómo debería ir para que todo vaya bien. Pero esta vez no es igual, me digo. Esta vez vas a correr de verdad, vas a arriesgar. Tienes que sufrir. Paso la primera media en 1h40. Sonrío a pesar de todo. Todo va a ir bien, me digo desconfiadamente.

Sin embargo, algo me dice que no. Y empiezo a bajar algo de ritmo. Pierdo sin saber cuando a mis dos compis de carrera y voy luchando cada milla como nunca antes y consigo llegar al km 30. Me tomo un tercer gel. Me pregunto si seré capaz de abrirlo. Me siento tan cansada. Además noto sobrecarga en el cuadriceps derecho y el gemelo izquierdo. Me animo yo sola, intento distraerme con el paisaje, la gente y llego al 35. A partir de aquí ...Reventón!! poco puedo contaros porque apenas me acuerdo. Es el “momento abstral” que sufrí en Londres en 2009 en mi primer maratón y del que sólo recuerdo a la gente aplaudiendo, gritando y a mi misma diciéndome que quería acabar y que mejor seguir a ritmo trotonero que parar. Los 7km más largos de toda mi vida. Paré a andar únicamente en dos avituallamientos para al menos beber y comer bien pero me mareaba tanto que decidí no volver a parar por si me caía y acababa el maratón en ambulancia. Eso no!!




Pisé la línea de meta. Esta vez no lloré. No tenía fuerzas. Andaba cual zombie intentando devolver la sonrisa a los miles de voluntarios que nos ayudaban y nos felicitaban. Y poco a poco fui consciente. Había terminado. No con la marca esperada pero lo había conseguido. Tengo los 5 Majors y soy la 2ª mujer más joven del mundo en haberlos acabado. Sí, suena muy friki, pero es mi frikeza y me siento orgullosa.

27 comentarios:

Iónatan Simón dijo...

vamos, que te hiciste muy amiga del tio del mazo no? una pena lo de la marca, pero vamos, tiempazo aun asi.

Antonio Morales dijo...

Muchas felicidades. Terminar una maratón más ... y encima con esa frikada que para mí no es tal.

Abuelo Runner dijo...

Me asombra la capacidad de sufrimiento que tienes para correr maratones, mas que nada por lo joven que eres... solo por eso ya merece la pena estar en tu blog.
Muchas felicidades y piensa que cada maratón es diferente.

Miguel dijo...

Felicidades Rosa, los cinco majors tan joven, tendrás que darles una segunda vuelta, jeje.
Pd: al final no has puesto el tiempo, seguro que a pesar del muro final no fue malo.

PEDRO dijo...

De friki nada, enhorabuena.

Javi dijo...

Me encanta esa frikada!!
Enhorabuena Rosa!!

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Lo malo cuando tienes experiencia es que lo ves venir, pero por otro lado te preparas mentalmente para ello.

Felicidades por esos 5 Majors, ahora tienes que buscar nuevos retos.

Besos

Javier G. Martín dijo...

Jooo que pena esa pajara casi al final, de todos modos que te quiten lo bailao, arriesgastes que es de valientes, ir hasta alli para pasear a 6:00 el mil como que no, asi que enhorabuena, de fricada nada de nada monada, tu trabajito te ha costado no? pues haces bien en contarlo, saludos compañera

PEDRO dijo...

De friki nada, ENHORABUENA

Tania dijo...

Enhorabuena por esos 5 majors! de friki nada! seguro que ya sales en wikipedia :-)
Me imagino que hiciste un tiempazo! como siempre! felicidades!
bss
tania

Jaime N@v dijo...

Eres muy buena corredora y competidora, lo estas demostrando continuamente... Felicidades!!!

paco dijo...

Que bonito, el otro dia vi un video de esta carrera(http://www.youtube.com/watch?v=F72RB9w3xl8&feature=channel&list=UL) y los pelos de punta. Te seguiremos de aqui en adelante. Un saludico y felicidades, makina.

Gonzalo Quintana dijo...

Nunca sabemos cómo nos vamos a sentir el día D, aunque los entrenos y tests hayan salido a la perfección. Felicidades por esos 5 majors y por ser la segunda mujer más joven del mundo en tenerlo.

PD: Ahora hay que pensar en otro reto, por ejemplo ser la primera mujer más joven del mundo en acabar los 5 majors cantando Macarena...:)

Jan dijo...

enhorabuena, aunque no acabaste del todo como te hubiera gustado. Y ahora cual es el siguiente objetivo?

PACO GACELA. dijo...

!!!ENHORABUENA!!!

Tomás Soria (Tomypeck) dijo...

Felicidades Rosa, ya lo creo que es para estar orgullosa. Por cierto te escuche en a Todo ritmo en ViniloFM el Lunes 22 , programa que sigo desde que me entrevistaron el otro dia . Da mucha alegría escuchar a gente que se conoce, por lo menos virtualmente. Un beso.

ANA (triatlonenfamilia) dijo...

Felicidades Finisher!!!!
Lo has terminado, no has tirado la toalla y eso es lo que importa.
A veces las cosas se tuercen pero has demostrado muchas veces ya lo que vales y tu palmares te respalda.
Y encima esos 5 majors... envidia sana compañera....

Charli dijo...

Es que es para estar orgullosa, no le quites ni un gramo de valor a tu frikada.

Enhorabuena...y ahora que tienes preparado?

Alex dijo...

Te lo mereces, llévalo con orgullo.Tienes el privilegio de haber realizado el sueño de muchos.
Me encanta la camiseta y la foto que encabeza tu blos es sencillamente "acojonante"

NACHO dijo...

Aúpaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡
Enhorabuena Rosa¡¡¡ y friki o no friki, el dato objetivo es ese¡¡¡¡ así que felicidades de nuevo¡¡¡¡
Lástima que las sensaciones en carrera no fueran las que debieran,habría sido el broche de oro¡¡

Manuel dijo...

Muchas felicidades,tienes que estar contenta.

Guillermo dijo...

Muchas felicidades.
Qué envidia (insana)

Isidro Gilabert dijo...

Pues leído lo leído, tendré que correr Chicago, en Berlín no hice mejor marca porque me frenaron los avituallamientos... :D Muchas felicidades, qué envidia de la sana, y todo lo que te queda aún por disfrutar del running y lo que le rodea!!!

Desirée dijo...

Enhorabuena, te lo has currado y te lo mereces. Un abrazo grande, eres una absoluta inspiración para mí!

Jesús Amigo dijo...

Enhorabuena por esos 5 majors. Todo un ejemplo para mucha gente que como yo nos acabamos de poner las zapatillas.
Me quedo por aqui con tu permiso para que me sirvas de ejemplo y motivación.
Un saludo.

JOSE dijo...

Mi mas sincera enhorabuena!! hay dias que son para marca y otros para mejorar y crecer como atleta, este con el sufrimiento y la superacion del mismo lo recordaras y aprenderas.
Insisto, enhorabuena y has de estar mas que alegre!!
saludos
Jose

Juan Manuel Sánchez dijo...

Felicidades. No estoy de acuerdo con la frikada porque deberías estar muy orgullosa de ese logro.

No todos pueden acabar un maratón, imagínate los 5 Majors.

Saludos desde Sevilla